Conducir bajo los efectos del alcohol

Conducir bajo los efectos del alcohol puede ser sancionado con una sanción administrativa o convertirse en un delito penal. El Comisario Europeo del Automóvil advierte que siempre se puede conducir bajo los efectos del alcohol se está cometiendo delito, que puede ser sancionado por las vías administrativas o penales.consuma alcohol conduciendo

Delito por alcohol por la Vía administrativa:

Cuando se superan los 0,5 mg / l de alcohol en aire espirado la multa es de 500 euros y 6 meses de retirada de carnet. En los profesionales y conductores novelas esta tasa es de 0,3 mg / l.

Si el valor mg / l de alcohol por aire espirado está entre los 0,25 y los 0,5 (en profesionales y noveles entre 0,15 y 0,30 mg / l) se sancionará con una multa de 500 euros y 4 puntos .

El conductor tiene derecho a solicitar la repetición de la prueba dos veces con una hora intermedia de 10 minutos, y si aún así estuviese en desacuerdo, podría solicitar análisis de sangre, si esto es algo positivo, los gastos correrán de su carga.

Delito por alcohol por la Vía penal.

Si la tasa de alcohol es superior a los 0,60 mg / lo con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litros, hay que fijarse en el Código Penal en el artículo 379, donde se establece castigo para quien ” condujera un vehículo a motor o un ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Si existen indicios de haber consumido alcohol o estupefacientes y poner en peligro la vida o integridad de las personas o circulación con exceso de velocidad desproporcionada respecto de los límites, se presentará denuncia penalmente por un delito de temeridad manifiesta. Si se trata de alcoholemia y velocidad la situación se agrava para el conductor, que será castigado con 6 meses a 2 años de prisión o multa de 12 a 24 meses y privación del derecho de conducir por tiempo superior.conducir y alcohol

Negarse a someterse a la prueba de alcoholemia esta catalogado como una infracción muy grave, que en el Código Penal en el artículo 380 se castiga como autor de un delito de desobediencia grave al conductor que se requiere por el agente de la autoridad se negase a someterse a las pruebas legalmente establecidas con la pena de prisión de seis meses a un año.

En resumen, cuando el conductor da una tasa de alcoholemia superior a la 0,25 pero no llega a 0.6 mg / y no manifiesta indicios de conducción bajo la influencia del alcohol, estamos ante una infracción administrativa. Pero sí es posible que los síntomas sean múltiples, o la tasa de 0.6 mg / lo más, pasa a ser un delito contra la seguridad del tráfico, por lo que el conductor se ve inmerso en un procedimiento penal como imputado en un delito. Si el conductor circula con exceso desproporcionado de velocidad, el delito es más grave y se considera temeridad manifiesta

One thought on “Conducir bajo los efectos del alcohol

  1. Pingback: l

Comments are closed.